Jul 3, 2007

Profesionales en la didáctica


Por: toto

Por aspectos socioculturales una gran mayoría de individuos que tienen la posibilidad de ingresar a procesos de educación superior presentan una situación un poco curiosa entorno a su visión profesional. Esto es, por un lado esta el hecho de que en ocasiones se ingresa a la universidad a profesiones que no son realmente las apetecidas, puesto que la prioridad es subsanar las necesidades básicas familiares, y por el otro lado puesto que la sociedad, y más la de hoy con sus estereotipos faranduleros, está haciendo de algunas profesiones todo un “cóctel afrodisíaco vinagre” del cual las nuevas generaciones se enardecen por probar. Por lo tanto, ya lo importante no es pensar sino posar.

Ahora bien, intentando hacer las veces de pitoniso creo que se podría adivinar el que lo planteado no es nada del otro mundo, puesto que ya los cánones académicos a través de los años lo han planteado antes, lo curioso es que a pesar de ello, sigan surgiendo profesionales cuyo ejercicio está enfocado desde la pereza mental hasta la poca o nula proyección.

Tal es el caso, por ejemplo, de algunos profesionales de la Bibliotecología, y en especial respecto al área de la Promoción de Lectura quienes como que se les ha olvidado que promover Lectura está más allá de agradar con actividades lúdico/recreativas, ¡no se plantea estar en contra de la lúdica y la recreación!, sino que es curioso evidenciar algunos hechos institucionales y de Promotores de Lectura cuyo ejercicio en esta área, consisten en: ni existen planes de trabajo acorde a una visión de la comunidad, ni se crea un programa con actividades que, mediante animaciones lúdico/recreativas como una de las tantas estrategias de animación, conciban al futuro Lector como un individuo social, a quien se le debe exigir en lo posible desde la Promoción, a partir de su condición de ciudadano, profesional y creador de una nueva y mejor sociedad a partir de sus actos, es decir, los espacios en los que se promueve Lectura se deben comenzar a replantear para contribuir desde las lúdicas y dinámicas propuestas hacia una mejor calidad de vida en sociedad.

Crear espacios metodológicos amenos en los que se facilite el conocimiento de autores, títulos y otros es, se cree, una de los estandartes esenciales de esta área, pero es fundamental aprovechar estos espacios para proponer discusiones entorno al análisis, reflexión y compromiso de los participantes frente a su familia, su educación y participación social y política dentro de la sociedad.

Se tiene claro que posiblemente, según los cánones establecidos respecto al tema que se trata, se este hablando desde un estado de “delirium extrem” con lo planteado, e igualmente algunos sabiondos de turno, a posteriori, plantearan críticas con relación a lo que se expone. Pero también está claro que se concibe la Promoción de Lectura como un "cortador" fundamental para reventar la cadena de la ignorancia individual, familiar y social propuesta por esferas religiosas, científicas y políticas a través de la historia.

Los individuos que recurren a espacios de Promoción, no solo requieren de estrategias político/técnico/didácticas con las cuales se conozcan autores y textos, sino que requieren asimismo pinceladas de crítica y “juicio” con relación a su propuesta de vida individual y colectiva para con los otros de su entorno.

Porque...
Bien lo dirían los abuelos...
¡Una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa!
¡Una cosa es Leer por diversión,
y otra cosa es Leer por diversión para entrar en reflexión!

No comments:

Es tu culpa si te amañas...

Espero amigo no visto, que este espacio te colabore en algo...